27 de agosto de 2011

Mis ojos están cansados

Cansados de soportar que los humos que emanan las ventilaciones de la ciudad y las bocas de mucha gente, se les impregnen al parpadear mientras deambulan de noche, mis ojos van.
Van mirando, van buscando profundamente, aún soportando el ardor que la ciudad les provoca, si más allá de toda esa gente oscura que los están rodeando se encuentra alguna sonrisa salvadora.

Mis ojos están cansados ya de ver siempre lo mismo en todos lados: de ver sangre, de ver muertos, de ver esclavos. De ver culpables, de ver insanos, de ver mártires. De ver absurdos, de ver idiotas, de ver raros.

Simplemente están cansados de ver y tener que aceptar lo inaceptable, tan solo por estar obligado a seguir las pautas del discurso del que habla por hablar y que no sabe, de ese que siempre dice lo que hay que decir, pero que lo que se vanagloria diciendo nunca hace.

Mis ojos están cansados ya de ver como todo cae y de como todo se pinta de colores brillantes, haciendo de un arcoiris en las paredes, el mejor maquillaje.
"Déjate de mentir que no quiero dejar de mirarte", Olivia H.
  CS.

3 comentarios :

  1. Me gustó muchísimo, y simplemente.. me pasa lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. Es así Cris, uno se va cansando de que las cosas pasen y no tengan sentido... hasta que algo -siempre ese bendito "algo"- nos vuelve la mirada a otro lugar o hacia otra persona que hace que nuestros ojos puedan descansar.
    Me gusta leerte por acá.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9/9/11 19:13

    Lo mejor de todo es que ese Algo seamos nosotros. Que nos demos cuenta que tenemos que cambiar de aspecto, gente, dimensiones. Conocer cosas nuevas, lugares, personas diferentes. Dejar de usar la monotonía como excusa de que vemos todo SIEMPRE igual.

    ResponderEliminar