28 de septiembre de 2011

Auxilio

Voy a salir la noche en que te empiece a recordar. Voy a salir a emborracharme por la ciudad, a marearme con las luces mientras baile la canción más horrible que jamás haya escuchado, a terminar deteniendo taxis que harán caso omiso de mi pedido debido a mi estado, a terminar durmiendo en el banco de una plaza de la que me llevaran detenido. Voy a hacer de todo para no recordar la noche en la que te deba empezar a recordar.

Voy a llegar a casa y ni siquiera pensaré en bañarme. Iré directo a llorar en la terraza como niño encaprichado y demandante. A mirar al cielo, a pedir auxilio en silencio, a intentar recordar que no debo recordarte...

—Voy a hacer lo de siempre, como siempre que ideo, escribo y enumero: completamente todo lo contrario a lo que planeo. 
Mientras lloro, necesitándote.
CS. 

1 comentario :

  1. Anónimo30/9/11 0:24

    hace un tiempo escribí lo siguiente, y me lo gaurdé para mí: "Nuestra estúpida miseria convivía junto a nosotros en un cuarto de hotel, mientras tratábamos de ser uno mejor que el otro. Y como dos amantes ingenuos, creíamos que nuestras agobiantes pesadillas se desvanecerían en el aire. Pero ya era tarde como para remediar algo que no existía..."
    Hay momentos en los que uno está cegado, y cree que el otro es el único capaz de hacerte feliz... Vive recordándolo, haciendo que sus horas solo cuenten minutos sin él... pero en realidad ya somos dos extraños en un cuarto de hotel, y es momento de dejar partir... terminaremos llorando, inevitablemente sí. Pero en algún momento comprenderemos que fue lo mejor que pudimos haber hecho...

    DV

    ResponderEliminar