15 de febrero de 2012

Tan solo quería eso

Tan solo quería que sonrías, no que fuerces tu sonrisa para que yo no descubriera que no te estabas divirtiendo.
Tan solo quería que me abraces sin adjuntarle un frío, vano y absurdo te quiero.
Solo quería que no me enamorases para decirme que no era lo que yo estaba sintiendo, lo que vos estabas sintiendo.
Que fueras sincero con vos mismo, conmigo, que fueras todo lo libre que queres seguir siendo, pero diciéndomelo.
También quería que no me dejes suelto en el tiempo. 

Quería con todo mi corazón que tus ojos no me estuvieran mintiendo. Yo creí en esos ojos.
Al menos si uno de tus besos hubiera sido verdadero, no dolerían tanto todos estos puñales en el pecho.
Quería que cualquiera de las noches que pasamos juntos hubieras sido honesto.

Quise que todas esas cosas que fueron lo que no fueron, no me terminaran hiriendo.
Lo que más duele es que sigo queriendo.
CS.

3 comentarios :

  1. Anónimo15/2/12 9:52

    "Quería que cualquiera de las noches que pasamos juntos hubieras sido honesto.
    Quise todas que todas esas cosas que fueron lo que no fueron, no me terminaran hiriendo".

    Okey, te amo Cristian.-

    ResponderEliminar
  2. Anónimo16/2/12 2:46

    Acostumbro también a echarle la culpa a esos besos no verdaderos, a esos abrazos prometedores de cielos, a esas caricias que me hacen eterno... pero con el tiempo me dí cuenta que el culpable soy yo de querer cumplir en ese momento todo lo que quería para mí, y no darme cuenta que esa no era la persona indicada, que para eso lleva tiempo...

    DV.

    ResponderEliminar
  3. Tan solo si fueramos honestos con nosotros mismos, nos evitaríamos tantos disgustos. Y si nos diéramos cuenta que nuestras decisiones llevan acarreadas muchas consecuencias no solo para nosotros, sino también para los demás, tal vez seríamos más cuidadosos.

    No hace falta que te diga que amo lo que escribís.
    Abrazo.

    ResponderEliminar